Explora la Historia con el MARQ

 

Explora la Historia con el MARQ

 

08/04/2014

TORQUES DEL TESORO DE LA MARINA ALTA (DENIA). Exposicion permanente del marq

Escrito a las 13:53

Comentarios: 0

Envia al MARQ Media
TORQUES DEL TESORO DE LA MARINA ALTA (DENIA). Exposicion permanente del marq

Tres torques, junto a un colgante, fabricados en oro, fueron descubiertos de forma casual en el yacimiento del Pic de l’Aguila (Denia, Alicante) en 1999. El Tesoro de la Marina Alta, datado en época Ibérica, entre los siglos V-II a. C., se encuentra actualmente en el MARQ.

El torques es un collar rígido y metálico (oro, bronce, plata o hierro) que se lleva al cuello y aparecen en Europa en la Edad del Cobre. Adorno de privilegio de dioses o de personajes destacados de la comunidad, lingote u ofrenda votiva, joya masculina o típicamente femenina..., su significación y simbología varió a lo largo de los tiempos y entre las distintas poblaciones que los usaron.

En Europa, a lo largo del s. III a.C., los torques dejan progresivamente de aparecer en los ajuares funerarios y parecen reservarse para los dioses, especialmente para las deidades masculinas. En la Península, los torques que aparecen en el área de la Cultura Ibérica, eran utilizados por hombres y mujeres indistintamente, como se puede observar en la estatuaria ibérica antigua en bronce y piedra. Pero la investigación se debate ante su significado: adornos de personajes notables que poseían el privilegio de hacer ofrendas votivas en los santuarios o símbolos de la condición sacerdotal, masculina y femenina.

A. Perea y C. Aranegui proponen que el Tesoro de la Marina Alta se corresponde con un ajuar estandarizado de la aristocracia femenina ibérica, dada la idéntica factura de los torques, interpretando el lote como la dote de una joven novia ibera depositado, como ofrenda votiva, en el s. V a. C.

Sin entrar en la funcionalidad del hallazgo ni discutir esta interpretación, M. H. Olcina, analizando su procedencia, propone una ocultación en una zona de habitación, durante las guerras civiles romanas entre Sila y Sertorio, entre el 80 y el 73 a.C., aunque las joyas puedan ser más antiguas y haber sido ocultadas tiempo después.

En los primeros años del s. I a.C., el Dictator Sila asume los plenos poderes en una Roma devastada por una crisis general. El Estado romano, dominado por los aristócratas, enfrentaba una profunda corrupción de la administración, graves dificultades económicas en las capas populares y revueltas armadas de esclavos en Campania y en Sicilia. La difícil situación se había agravado por el coste de las campañas contra incursiones bárbaras y las guerras contra Lusitanos y Celtíberos en Hispania, acabando por desmoralizar al Ejército.

Sila mantiene el dominio aristocrático y sus opositores se unen en torno a la figura de Sertorio, para arrebatarle el poder. Una rebelión que se iniciaría en Hispania y que tendría uno de los escenarios bélicos en el mar, hasta su derrota por Pompeyo. De ahí la importancia del control de la ruta entre el Mediterráneo Central y Cartago Nova. En la costa norte alicantina se inserta una serie de establecimientos, castella o fortificaciones, en elevaciones costeras entre Tossal de Manises/Lucentum y Denia/Dianium. Una red que garantiza puertos de aguada, aprovisionamiento desde los poblados ibéricos del interior, abastecimiento de sal en las salinas litorales, y la estabilidad de escalas en la ruta de navegación entre Cartagena, Denia e Ibiza.

En estos momentos se construye la primera ciudad amurallada romana en el Tossal de Manises/Lucentum, se instala el campamento militar romano de La Vila Joiosa, y fortines como Pic de l’Aguila o Segaria defienden la base de la escuadra naval sertoriana en Denia.

Pic de l’Aguila es un enclave costero fortificado, situado en el extremo occidental del Montgó, una elevada montaña en la costa de Denia y un hito geográfico por mar y tierra del norte de la provincia de Alicante. Su carácter de fortín o castellum costero, para la protección del puerto de Denia, lo evidencian sus tres líneas de potentes murallas y la aparición de abundantes elementos de armamento militar (lanzas, proyectiles, elementos de cascos, etc...). Un repertorio que también ilustra sobre los terribles momentos que debieron sufrir sus habitantes a causa de la guerra, y que los inducirían a la ocultación de este tesoro.

Elisa Ruiz Segura

Imagen: Archivo MARQ
Caldero de Gundestrup-detalle (siglo II-I a.C.) Gundestrup (Jutlandia, Dinamarca)
Dama sedente (ss. III-III a.C.) y Pareja de oferentes (s. II a.C.) del Cerro de los Santos (Albacete)

Bibliografía:
DELIBES DE CASTRO, G, 2002: “Los torques de la Península Ibérica”, en Torques. Belleza y Poder, Barril, M. y Romero, A. (dir.), Madrid: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Secretaría General Técnica. ISBN: 84-396-3604-3, pp. 59-68.

OLCINA DOMÈNECH, M. H. -SOLER DÍAZ, J. A., 2002: Tesoro de la Marina Alta, en Torques. Belleza y Poder, Barril, M. y Romero, A. (dir.), pp. 281-282.

PEREA, A. y ARANEGUI, C., 2000: Argantonio rey de Tartessos: Villena y La Marina. Dos depósitos de joyas relacionados con la Cultura Tartésica. El  marco de la Historia. Alicante, p. 24.

SALA, F.-BAYO, S.-MORATALLA, J., 2013: “Dianium, Sertorio y los piratas cilicios. Conquista y romanización de la Contestania ibérica”, en Piratería y seguridad marítima en el Mediterráneo antiguo, Alfonso Álvarez-Ossorio Rivas, Eduardo Ferrer Albelda, Enrique García Vargas (coords.). Sevilla: Universidad de Sevilla, Secretariado de Publicaciones, 2013. ISBN 978-84-472-1531-7, pp. 187-209. 
 


 

Ficha Técnica/Fact sheet

TESORO DE LA MARINA ALTA
Pic de l’Àguila (Denia).
Oro
Torques:
h: 13 cm; a: 10’2 cm
h: 13’1cm; a: 10’6 cm
h: 12’2 cm; a: 10’5 cm
Colgante:
h:1’6 cm; a:1’8 cm
Ibérico
Siglos V-II a. C.

Se trata de un conjunto áureo de 3 torques o gargantillas y un colgante. Los primeros son barritas que presentan una sección circular cuyo grosor decrece hacia los extremos formando un hilo que en los cabos se retuerce para conseguir el enganche de ambos. En la parte inferior forman bucle con dos cuentas esféricas (aplastadas en uno de ellos) ensartadas a cada lado en dos de los torques. En el tercero el bucle está decorado con un reticulado y triángulos de líneas incisas y de él pende un colgante que se hizo a partir de una lámina de oro recortada simétricamente en forma de dos círculos unidos por una tira con decoración estriada que se dobló en el bucle uniéndose los círculos sobre los que se imprimió una decoración de rosetas.

El colgante aislado tiene forma de flor de loto esquematizada. Cada una de las dos caras presenta decoración de filigrana y círculos de hilo de oro. La joya quedaría suspendida mediante la doble anilla unida por hilo de cinta que corona la pieza. Debajo de cada voluta están soldadas dos anillas de las que penden otros pequeños colgantes en forma de granada y de otra anilla en el vértice inferior pendería otro elemento hoy perdido.

Recientemente las cuatro piezas que componen el hallazgo han sido analizadas por un equipo de la Universidad de Valencia que ha determinado una aleación compuesta por un alto porcentaje de oro, superior al 90 %, plata y cobre.

El conjunto de joyas estaba dentro de un muro de mampostería del yacimiento lo cual indica que se trata de una ocultación. Recientes investigaciones consideran que el Pic de l’Àguila fue un fortín erigido para el control y defensa de Dianium y su territorio durante las guerras sertorianas (80-73 a. C.) puesto que varios autores clásicos (Cicerón, Salustio, Estrabón) mencionan que esta ciudad es la base naval de Sertorio y uno de sus últimos enclaves peninsulares. Por ello, quizá algún acontecimiento relacionado con la contienda civil obligó a esconder este tesorillo que no se volvió a recuperar hasta más de dos mil años después.

Las joyas pueden ser más antiguas, como indican A. Perea y C. Aranegui aunque uno de los paralelos para estas piezas lo encontramos en el conjunto de collares de Santana da Carnota, en Portugal que presentan una decoración semejante al que adorna uno de los torques, y además fueron también ocultados en el mismo momento histórico.

THE MARINA ALTA TREASUE
Pic de l’Àguila (Denia).
Gold
Torcs:
l: 13 cm; w: 10.2 cm
l: 13.1cm; w: 10.6 cm
l: 12’2 cm; w: 10.5 cm
Pendant:
l: 1.6 cm; w: 1.8 cm
Iberian
5th-2nd century BC.

Group of four gold objects; three torcs and a pendant. The torcs are bars of gold, with circular cross-sections, the thickness of which decreases towards the ends forming threads which are twisted to form the fastenings. In the lower part they form a loop and two of the torcs have two spherical beads attached either side of the loop (the beads on one of the torcs are squashed flat). On the third torc the loop is decorated with cross hatching and triangles of incised lines and from which hangs a pendant. This is made from a sheet of gold, cut back on all sides to form two circles decorated with impressed rosettes. The two sides are attached together by a thin strap, decorated with grooves, which is bent at the loop to link the two circles together.

The pendant is in the shape of a schematic lotus flower. Each side is decorated with gold filigree and circles of gold thread. The pendant would have been suspended by a double ring linked by a small piece on top of the pendant. Underneath the volutes there are two soldered rings from which hang other small pendants in the shape of pomegranates. Another ring at the bottom of the pendant would have had another piece hanging from it, but this is missing.

The four pieces of the treasure have been recently analysed by a team from the University of Valencia, who have determined that they are made of an alloy of a very high percentage of god (more than 90%), silver and copper.

The group of objects were found inside a masonry wall on the site, which indicates that they could have been hidden. Recent investigations have proposed that the Pic de l’Àguila site was a fortress erected to control and defend Dianium and its territory during the Sertorian wars (80-73 BC). This is because various classical writers, such as Cicero, Salustius and Strabo mentioned that the town was Sertorian’s naval base and one of his last enclaves on the Iberian Peninsula. Therefore, perhaps an event related to this struggle caused the treasure to be hidden and which would not reappear until more than two thousand years later.

A. Perea and C.Aranegui have proposed that the pieces of jewellery could be even older, however, parallels have been found in a collection of necklaces from Santana da Carnota in Portugal. These have very similar decoration to one of the torcs and were also hidden during the Sertorian wars.
 

OLCINA DOMÈNECH, M.H., 2007, en Guía-Catálogo del Museo Arqueológico de Alicante, AZUAR RUIZ, R., OLCINA, M., SOLER, J.A. (Ed.), . Serie Catálogos de exposiciones permanentes del MARQ. Alicante.

OLCINA DOMÈNECH, M.H., 2007, in Catalogue-Guide of the Archaeological Museum of Alicante, AZUAR RUIZ, R., OLCINA, M., SOLER, J.A. (Ed.), . Serie Catálogos de exposiciones permanentes del MARQ. Alicante. Daniel MILES (Translator)

Comentarios

No hay comentarios

 

 

 

Escribe un comentario

Debes estar logado en el sistema para poder hacer comentarios.

 

Puedes logarte aquí si tienes una cuenta ya creada.

 

Si no tienes un usuario creado en nuestro sistema, puedes darte de alta aquí.

 

 

Autor

explorahistoriamarq

 

Sobre el blog

El MARQ te invita a conocer cómo trabaja en la recuperación, conservación, investigación y difusión del patrimonio arqueológico alicantino

 

Archivo del blog

 

2014 (23)

 

Sigue este blog

RSS del blog

 

Widget del blog

Generar un widget de este blog Llévate este blog a tu web

últimos posts

 

 

 

 

Gas natural

Gas natural

Autor: lissahert

 

 

 

Entradas al museo

 

La tienda del museo

portada

blogs

fotos

vídeos

marq media

 

privacidad

condiciones de uso

marq

marq review

Club Llumiq

 

facebook

google +

twitter

marqTV

MARQ Alicante

Página diseñada y realizada por CREHAZ COMUNICACIÓN Y TECNOLOGÍA