Señores del Cielo y de la Tierra

 

30/09/2014

El Imperio de Roma y la China Han. El camino a un mundo globalizado

Escrito a las 08:22

Comentarios: 0

Envia al MARQ Media
El Imperio de Roma y la China Han. El camino a un mundo globalizado

La exhibición en el MARQ de SEÑORES DEL CIELO Y DE LA TIERRA. China en la Dinastía HAN (206 a.C. - 220 d.C), coincide en el tiempo con la celebración, este año 2014, del BIMILENARIO DE LA MUERTE DE AUGUSTO, el primer emperador de Roma.

La ocasión está servida. Por primera vez en la historia, partiendo de realidades históricas y geográficas aparentemente diferentes, los destinos de media Humanidad estuvieron regidos, en el primer siglo de la Era, por dos potentes estados: el floreciente Alto Imperio Romano, en el oeste, y la China en la Edad de Oro de la Dinastía Han Oriental, en el este.

Los imperios de Roma y la China Han estaban separados por miles de kilómetros de terreno inhóspito. Persia, el gran rival de Roma, obstaculizaba su expansión a Oriente. Palmiranos, Nabateos, los pequeños reinos del Asia Central, la India y el Sudeste asiático, jugaron un importante papel geo-estratégico que determinó las relaciones entre ambos. Nunca llegaron a encontrarse, tal vez nunca lo necesitaron, pero sí conocieron su existencia…

Cuando Rómulo, funda (753 a. C.) a orillas del Tíber a pequeña aldea de Roma convirténdose en su primer rey, su territorio apenas llega a 20 km². En esos tiempos, la Dinastía Zhou (1050-256 a.C.) gobernaba ya miles de kilómetros en las fértiles y vastas cuencas de los ríos Amarillo y Yangtsé, y contribuía a la consolidación de un marco cultural común para China, (o Zhonghuo, como la denominan los propios chinos). Desde fines del III milenio a.C., la civilización del valle del río Amarillo ya había consolidado las primeras monarquías hereditarias, denominadas Dinastías: el reinado mítico de los Tres Augustos y los Cinco Emperadores, la Dinastía Xia y la Shang.

Pese a lo que pudiera parecer, el origen de la formación de grandes imperios territoriales por parte de Roma y la China Qin-Han es más coincidente de lo que aparenta a primera vista. Desde las primeras centurias del I milenio a. C., el mundo asistía a un proceso de globalización.

Se consolidaba, de oriente a occidente: el uso de instrumentos de hierro, el progreso de la agricultura y la ganadería, y el comercio regular a larga distancia, mediante redes interregionales, como la empresa colonial fenicia a Occidente. El intercambio cultural que conllevó condujo a un gran desarrollo de los centros urbanos, organizados como ciudades-estado o como confederaciones estatales.

Las pujantes aristocracias terratenientes que los regían necesitaron hacer pública manifestación de su estatus, a través de exóticos objetos de lujo y de narraciones que exaltaban la legitimidad de su gobierno y la identificación de su pueblo. Las principales narraciones mundiales como la Iliada, la Biblia, el Mahabharata y el Ramayana, la epopeya de Gilgamesh, las legendarias leyes en verso de Tartessos o la literatura china, como el Shangsu, sobre el buen gobierno del estado por “los Hijos del Cielo”, refieren la creación de las primeras identidades míticas ancestrales que identifican a los pueblos y sus territorios.

 

Más sobre la exposición en marqalicante.com/dinastiahan

Comentarios

No hay comentarios

 

 

 

Escribe un comentario

Debes estar logado en el sistema para poder hacer comentarios.

 

Puedes logarte aquí si tienes una cuenta ya creada.

 

Si no tienes un usuario creado en nuestro sistema, puedes darte de alta aquí.

 

 

Autor

china_en_la_dinastia_han

 

Sobre el blog

 

Archivo del blog

 

2014 (10)

 

Sigue este blog

RSS del blog

 

Widget del blog

Generar un widget de este blog Llévate este blog a tu web

 

 

Entradas al museo

 

La tienda del museo

portada

blogs

fotos

vídeos

marq media

 

privacidad

condiciones de uso

marq

marq review

Club Llumiq

 

facebook

google +

twitter

marqTV

MARQ Alicante

Página diseñada y realizada por CREHAZ COMUNICACIÓN Y TECNOLOGÍA