Yacimiento Arqueológico Lucentum, Tossal de Manises.

 

Yacimiento Arqueológico Lucentum, Tossal de Manises.

 

24/10/2014

Un militar.

Escrito a las 08:04

Comentarios: 0

Un militar.

Lucentum presenta restos de una imponente muralla de época romana cuyos elementos más sobresalientes son las torres con base de sillares tallados, la más conocida la conocemos como “la torre del toro”. Hay una inscripción, hoy perdida, que quizá vincule un personaje con estas construcciones. Dice así: Tadio Rufo, prefecto, se encargó de construir las torres. El cargo de prefecto puede referirse a varios ámbitos de responsabilidad entre ellos como magistrado civil municipal. Pero por la cronología de la inscripción, del siglo I a. C. y el tipo de acción que se señala, es más probable que sea un prefecto militar al mando de un destacamento. Hoy tendemos a pensar que, antes de constituirse como ciudad, Lucentum fue un recinto militar involucrado en las guerras civiles romanas del siglo I a. C y que tuvieron como escenario, directo o indirecto las costas del SE peninsular. 

Página de la obra del Conde de Lumiares donde se da cuenta de la inscripción. Sin embargo la lectura que hace és errónea puesto que restituye la abreviatura TVR como Turma, una unidad militar. Pero dado que la fórmula de la última línea hace referencia a una construcción, la palabra indefectiblemente ha de leerse como torre o torres (turris/turres) y de una fortificación. 

22/10/2014

Griegos en Lucentum.

Escrito a las 08:05

Comentarios: 0

Griegos en Lucentum.

No son de la época clásica griega, sino de tiempos del Imperio Romano, de los siglos I y II d. C.

Hay dos inscripciones escritas en idioma griego, una de ellas, aunque fragmentada, permite conocer a un tal Volusio Síntrofo que era armador de la ciudad costera de Nicomedia. Es decir, alguien relacionado con el comercio ultramarino.

Nicomedia es hoy Izmit en la actual Turquía, en aquella época de cultura griega, cerca de Constantinopla. Es probablemente una inscripción funeraria y por tanto vendría a Lucentum, donde encontraría la muerte, para atender sus negocios.

La segunda inscripción es aún más pequeña y más incompleta por lo que la lectura es muy insegura. Dice que alguien, hijo de Apolonio hizo una ofrenda a algún dios o hizo construir un monumento. El verbo empleado tiene varios significados y como nos falta el resto de la inscripción no podemos saber exactamente el mensaje; pero sí al menos que era una inscripción dedicatoria y no funeraria.

En la imagen inscripción de Volusio Sintrofo parcialmente restituida.
 

20/10/2014

Un pompeyano.

Escrito a las 07:55

Comentarios: 0

Un pompeyano.

La única persona conocida con nombres y apellidos que vino de Pompeya a Hispania se encuentra en Lucentum.

Una inscripción recuperada de una de las torres de la Huerta, en la Condomina, en las inmediaciones del Tossal de Manises, dice así: Publio Fulvio Asclas, de Pompeya, murió a los 32 años.

Pompeya fue destruída, junto con otras ciudades de la bahía de Nápoles por la erupción del Vesubio ocurrida en el año 79 d. C., una de las mayores desgracias naturales documentada en toda la historia de Europa. Así pues podemos pensar que vino a Lucentum, y falleció aquí, antes de aquel hecho.

No sabemos qué razones le impulsaron a realizar el viaje, posiblemente por motivos comerciales, acompañando a otras personas de mayor rango, a encargarse de algún negocio… Todo esto es especulativo.

Por otra parte, la confirmación de su origen campano (la región de Italia donde está el Vesubio) lo confirma el cognomen, Asclas, muy concentrada en aquella zona y escaso en el resto del Imperio Romano.

Aunque está en mal estado, se ve que el gentilicio está escrito partido en la segunda y tercera línea, así: sólo la P de Pom, y en la tercera línea, peianus.
Se leería por tanto:
P. Fulvio
Asclas Pom
peyano
de 32 años, aquí yace.
 

17/10/2014

Marco Popilio paga la construcción de un templo.

Escrito a las 07:25

Comentarios: 0

Marco Popilio paga la construcción de un templo.

En otra inscripción, hoy en el Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia, se lee que Marco Popilio Onyx sufragó la construcción de un templo y además, le dio el visto bueno.

Al contrario que el caso de las termas, no sabemos de qué templo se trata, ni donde se situó y a qué deidad estuvo consagrado. Sin embargo, dado el cargo que ostentaba, y que aparece en la inscripción, seviro augustal, no podemos descartar que construyera un santuario a Augusto divinizado, ya que esta agrupación de sacerdotes precisamente se dedicaba al culto de los emperadores.

Por otra parte, Marco Popilio vivió en la primera mitad del siglo I d. C., época en la que nace y se desarrolla con fuerza esta manifestación religiosa. Si fuera así, es muy probable que el templo se encontrara en el foro, donde se han hallado, en las excavaciones de los últimos años, varios edificios de funcionalidad sacra.

Imagen: Siendo presidente (del colegio de los seviros) Marco Valerio Solaniano Severo, hijo de Munera, Marco Popilio Onyxs, sevir augustal, pagó el (este) templo a sus expensas y el mísmo lo aprobó.

La última línea está muy desgastada, y esta circunstancia ha dado lugar a que en vez de leer la inicial que haría referencia a la construcción, la D (dedit, es decir, pagó), otros ven una R que se interpretaría como reconstruyó (refecit).

Tal lectura obviamente nos llevaria por tanto a otras interpretaciones. 

 

15/10/2014

Marco Popilio Ónice paga la reforma de unas termas.

Escrito a las 07:36

Comentarios: 0

Marco Popilio Ónice paga la reforma de unas termas.

En los años 30 del siglo XX se descubrió, colocada en su lugar, es decir no desplazada, una inscripción en forma de T en cuyo brazo horizontal rezaba M. Popilius Onyx De Suo, que significa que este personaje pagó algo de su dinero.

La colocación de la inscripción sugiere sin duda que es un banco, y el local donde se encontraba, el vestuario de unas pequeñas termas.

El banco se veía nada más entrar por la puerta, al fondo de la habitación, y por tanto todos aquellos que accedían eran informados que el disfrute de los servicios del establecimiento se debían a Marco Popilio. Sin embargo, lo que la arqueología ha revelado, por el análisis arquitectónico, es que lo que realmente paga este liberto es una reforma o ampliación, no el edificio, algo que nuestro personaje quizá intencionadamente no dejó claro, quizá para darse mayor importancia.

Por la inscripción hoy, a este edificio lo llamamos “termas de Popilio” y, por extensión a la calle donde se encuentra, “calle de Popilio”.

En la imagen “vestigios de las “Termas de Popilio” de Lucentum. La réplica de la inscripción, cuyo original se encuentra en el MARQ, está situada contra el muro de la habitación de la izquierda, en línea, con el visitante situado en la pasarela.
 

13/10/2014

El liberto Marco Popilio Ónice.

Escrito a las 07:30

Comentarios: 0

El liberto Marco Popilio Ónice.

Es el más destacado de los que se conocen en Lucentum.

Lo conocemos por dos inscripciones y, aunque no es explícita la condición de liberto sabemos de ella porque pertenece a un grupo de sacerdotes dedicados al culto de los emperadores divinizados que se reservaban a los libertos.

Y también, como en el caso de la pareja de esclavos ya mencionada, porque su “apellido” está escrito Onyx, transcripción en latín de un nombre griego. Su primer nombre (praenomen) es el de pila de su antiguo amo; el segundo (nomen) es el de la familia al que estaba sometido; y el tercero (cognomen) el que tenía cuando era esclavo.

Es un liberto rico, muy rico puesto que en los dos documentos aparece sufragando algo en beneficio de su ciudad: la reforma de unas termas y un templo.

Veamos en la imagen la inscripción de las termas en que aparece Marco Popilio Onyx.

08/10/2014

Libertos.

Escrito a las 07:34

Comentarios: 0

Libertos.

Son aquellos que han abandonado la condición servil, por manumisión (otorgamiento de la libertad) de los amos.

No eran ciudadanos de pleno derecho aunque sin embargo ya podían tener los tres nombres de los libres, condición que sí alcanzarán sus hijos.

Algunos de ellos lograron amasar una buena fortuna y convertirse en personajes importantes de las comunidades puesto que para ganarse el aprecio de los conciudadanos pagaban obras públicas o espectáculos y por ello alcanzaban la dignidad social mediante el dinero. Por su liberalidad merecían algunos honores como los ornamenta decurionalia, algo así como senadores locales honoríficos.

Hay una inscripción, hoy perdida, que indica claramente la condición de liberta de una mujer. Se trata de Sicceia Donata, cuyo amo era Publio. Ella dice en el epígrafe, que dedica un monumento (funerario se entiende) a su hijo Piero, que murió a los 14 años de edad.

En la imagen; Inscripción, transmitida por el Conde de Lumiares (siglo XVIII), de Sicceia Donata. En la primera línea, entre los dos nombres de esta mujer, aparecen las letras P•L•, abreviatura de Liberta de Publio.  

06/10/2014

Esclavos.

Escrito a las 07:47

Comentarios: 0

Esclavos.

En Lucentum tenemos dos inscripciones que mencionan tres personas de esta condición social.

Una de ellas es un pequeño altar en el que Saturnino, esclavo de Lucio Furio Dominciano deja constancia de que cumplió una promesa, que no sabemos en qué consistió. En este ejemplo, viene explicita la condición de Saturnino puesto que dice servus. Sin embargo, en otra inscripción, dedicación funeraria, sólo se mencionan los nombres de un varón y una mujer y dice así:

A los dioses Manes. Hermeros a Pyrallis, compañera afectuosísima, que murió a los 27 años.

Sabemos que ambos son de condición servil puesto que sólo tienen un nombre (los libres tenían tres), además griegos, lo cual no quiere decir que fueran originarios de Grecia sino que era costumbre dar nombres de esta cultura a los esclavos, y además porque la relación de pareja no es matrimonial (condición prohibida entre esclavos) sino que ella es compañera (contubernalis).

En la imagen vemos la inscripción de los esclavos Hermeros y Pyrallis.

03/10/2014

Las clases sociales de Lucentum.

Escrito a las 07:03

Comentarios: 0

Las clases sociales de Lucentum.

Son las típicas de una ciudad romana.

Se reflejan en las inscripciones la élite urbana, la plebe, los libertos, los esclavos y los originarios de otras zonas del Imperio.

Nos faltan sin embargo elementos de algún sector, como ciertos cargos municipales por ejemplo, pero es debido a la escasa cantidad de inscripciones que hasta la actualidad se han descubierto en Lucentum. Algunas de ellas incluso se han perdido pero conocemos el texto grabado por informaciones de autores del siglo XVIII y XIX.

Nuevas excavaciones sin duda aportarán nuevos documentos de piedra y sabremos más sobre la historia y detalles cotidianos de nuestra ciudad. 

En la imagen vemos una página del libro "Lucentum oy la ciudad de Alicante del conde de Lumiares (s. XVIII)". Gracias a esta obra conocemos inscripciones romanas de Lucentum que posteriormente se perdieron. 

01/10/2014

¿Qué sabemos acerca de la sociedad romana de Lucentum?

Escrito a las 12:09

Comentarios: 0

¿Qué sabemos acerca de la sociedad romana de Lucentum?

Ningún texto escrito nos ha transmitido nombres de personas de esta ciudad. Si conocemos algunos habitantes lo es a partir de las inscripciones grabadas en piedra y que se realizaban para reflejar un hecho político o administrativo, por conmemorar alguna obra en beneficio de la ciudad, por dedicaciones religiosas o, en la mayoría de los casos, los nombres aparecen en lápidas funerarias.

A veces, incluso, en una inscripción se refleja el nombre de la ciudad, lo que permite dar nombre a entidades de población que, de otra manera sería objeto de especulación.

Afortunadamente se conservan miles de inscripciones que permiten, como en el caso de Lucentum, llenar muchos vacíos sobre el conocimiento de la vida de centenares de localidades. Sin estos documentos sobre la civilización romana presentaría más incógnitas que certezas y la interpretación sobre su realidad sería mucho más insegura.

Inscripción encontrada en el siglo XIX en el barranco de San Blas. En ella, los emperadores Marco Aurelio y Commodo (s. II), hacen algo, que no podemos saber por lo fragmentario de la pieza, por el municipio de Lucentum.
Aunque parezca que con tan pocas líneas se puede extraer algo de información sobre que emperadores que aparecen, hay que pensar que las rígidas fórmulas oficiales y titulaciones particulares de los soberanos permiten identificarlos con escaso margen de error.

La inscripción de la foto está expuesta en el Ayuntamiento de Alicante.
 

Autor

Yacimientos

 

Sobre el blog

Actividades exclusivas del yacimiento arqueológico Lucentum.

 

Archivo del blog

 

2014 (31)

 

Sigue este blog

RSS del blog

 

Widget del blog

Generar un widget de este blog Llévate este blog a tu web

 

 

Entradas al museo

 

La tienda del museo

portada

blogs

fotos

vídeos

marq media

 

privacidad

condiciones de uso

marq

marq review

Club Llumiq

 

facebook

google +

twitter

marqTV

MARQ Alicante

Página diseñada y realizada por CREHAZ COMUNICACIÓN Y TECNOLOGÍA