HotWheels

 

25/06/2019

La increíble historia de los inicios del coche y la marca Ford

Escrito a las 19:44

Comentarios: 0

La increíble historia de los inicios del coche y la marca Ford

En 1903, un día 16 del mes de Junio, la compañía Ford Motor Company inició su aventura en la fabricación de automóviles. En primer lugar, empezaron en una pequeña fábrica de construcción de vagones que se situaba en Detroit. La Ford Motor Company inició su andadura con Henry Ford como vicepresidente de la compañía y John S. Gray como presidente. Los inicios fueron modestos debido a que solo contaban con 28.000 dólares procedentes de 12 inversores, junto con la maquinaria y los modelos.

Su primer coche fue vendido en ese mismo años, el modelo A de dos litros que se fabricó en la fábrica de Detroit.En 1906, Henry Ford se convirtió en el presidente de la compañía y durante los siguientes 15 meses de producción se crearon más de 1.700 vehículos, aunque alguno de ellos fueron experimentales y nunca vieron la luz.

Finalmente, lograron la creación del que sería su modelo más emblemático en los inicios de la marca, el Ford T, que se vio la luz en 1908 y siguió fabricándose hasta el 1927.

En el año 1911, el señor Ford abrió su primera fábrica fuera de las fronteras norteamericanas, fue en Manchester la ubicación que seleccionó para su nueva fábrica y donde finalmente revolucionaria el mundo de la industria para siempre con la implantación de su sistema de trabajo más icónico, el montaje en cadena.

Con este revolucionario sistema, en 1913 más de la mitad de los vehículos que existían en Estados Unidos fueron fabricados por la Ford Company, mientras que, según las crónicas de la época, cada 5 segundos un Ford modelo T abandonaba las cadenas de montaje, logrando de esta forma y este nuevo método de trabajo alcanzar el millón de vehículos fabricados en 1915.

Uno de sus muchos secretos del éxito de Ford a parte de su increíble método de fabricación fue el trato que mantuvo con los trabajadores de la compañía. En la época en la que hablamos, el salario que recibían los trabajadores por 9 horas de trabajo era de unos 2.5 dólares, mientras que la compañía Ford, en 1914, ofrecía 5 dólares diarios por 8 horas de trabajo, por lo que era prácticamente el doble de dinero por incluso menos horas de trabajo. También ayudó, tanto a su buena reputación como empresa como a la hora de agilizar su trabajo en la cadena de montaje, que en 1916, Ford aceptará a las mujeres como trabajadoras, lo cual veíamos la modernidad que demostraba el presidente de la compañía para la época.

Un año después, se dio comienzo a la construcción del complejo industrial de Rouge en Michigan, donde la compañía empezó a diversificarse en cuanto a la producción de tanto camiones, tractores e incluso barcos. Dos años después, en 1919, el hijo de Henry Ford tomó el mando de la compañía y compró también las acciones de todos los demás propietarios, dejando así a la familia Ford como la única propietaria de la compañía y dueña y señora en cuanto a las decisiones de qué camino debía tomar la empresa.

Con la adquisición de la Lincoln Company pudieron competir con Cadillac en cuanto a la producción de vehículos de lujo en el año 1922, mientras que unos años después se atrevieron incluso a fabricar aviones, aunque esta práctica solo se llevó a cabo hasta 1933, los aviones se utilizaron en vuelos comerciales por las líneas de vuelo americanas.

Unos años más tarde, en 1927, la fabricación del mítico modelo Ford T cesó su producción después de vender más de 15 millones de unidades. Como consecuencia, las fábricas cerraron durante 6 meses, esto fue consecuencia de la gestación del nuevo modelo que estaba en mente de la familia Ford, el Ford modelo A, que llegó a tener la misma acogida que su predecesor y se fabricaron más de 4 millones de unidades en todo el mundo, incluso en España.

En el año 1932, concretamente en el 31 de Marzo, vio la luz el nuevo coche de Ford que contaba con el flamante motor V8. El nacimiento de este motor vino tras la demanda de vehículos tanto más lujosos como más rápidos. El coche contaba con 65 CV y un motor de un solo bloque de pieza.

Los cambios con la llegada de la II Guerra Mundial

Con la llegada de la segunda guerra mundial en 1942 se detuvo totalmente la producción de los vehículos para civiles por parte de la compañía por lo que sus esfuerzos se centraron en  la construcción de más de 8.600 bombarderos B-24 “Liberator” de cuatro motores, 57.000 propulsores de avión y más de un millón de tanques, destructores y maquinaria bélica. En 1945, el nieto de Henry Ford (que muere en 1947, a los 83 años), Henry Ford II, se hace con el control de la empresa tras el fallecimiento de Edsel Ford en 1943, a la edad de 49 años, convirtiéndose en presidente, cargo que ostenta hasta su muerte, en 1987. El joven Ford II se enfrenta a la tarea de construir una firma de automoción de nuevo.

La mayoría de los vehículos de esta increíble compañía se pueden encontrar en versión a escala para coleccionistas o para disfrutar de ellos en tiendas especializadas como Friki Monkey donde su gran variedad de productos no dejarán a ningún amante de los coches indiferentes.

Autor

frikimonkey

 

Sobre el blog

 

Archivo del blog

 

Junio 2019 (1)

 

Sigue este blog

RSS del blog

 

Widget del blog

Generar un widget de este blog Llévate este blog a tu web

 

 

Entradas al museo

 

La tienda del museo

portada

blogs

fotos

vídeos

marq media

 

privacidad

condiciones de uso

marq

marq review

Club Llumiq

 

facebook

google +

twitter

marqTV

MARQ Alicante

Página diseñada y realizada por CREHAZ COMUNICACIÓN Y TECNOLOGÍA